fbpx

7 Claves para que su empresa pueda beneficiarse de la formación subvencionada por la FUNDAE

Cursos TPC

7 Claves para que su empresa pueda beneficiarse de la formación subvencionada por la FUNDAE

dudas sobre cursos subvencionados
Hace ya años que existe, para los diferentes gobiernos y todos los agentes sociales, el convencimiento de que la formación es la principal herramienta para la mejora de la competitividad de nuestras empresas, a través de la cualificación y mejora de las capacidades y aptitudes de sus trabajadores.

 

Con objeto de fomentar, estimular y dar soporte por parte de la administración a esta formación, se constituyó en su día la llamada comisión TRIPARTITA, integrada por gobierno, organizaciones empresariales y sindicatos, que hoy se ha convertido en la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (FUNDAE).

 

¿QÚE ES LA FUNDAE?

 

La FUNDAE es, por tanto, la fundación que se encarga de gestionar y ejecutar la política de la administración en materia de formación profesional en el ámbito de la empresa y los trabajadores. Esta fundación estatal está integrada por los principales sindicatos, las organizaciones empresariales y las diferentes autonomías, además del gobierno central de la nación.

 

¿QUIEN PUEDE ACOGERSE A ESTAS SUBVENCIONES?

 

Todas las empresas españolas, independientemente de su sector o tamaño, disponen de un crédito para la formación de sus trabajadores, ya que esos fondos se obtienen de las cuotas que tanto empresas (0,6 %) como trabajadores (0,1 %) aportan a la Seguridad Social  precisamente para este fin, cuotas que se complementan con otras aportaciones procedentes del Fondo Social Europeo y que están dirigidas también a la mejora de la competitividad de las compañías que forman el tejido empresarial de sus países miembros.

 

¿COMO SOLICITAR UN CURSO SUBVENCIONADO?

 

Veamos ahora cuales serían los trámites que una empresa debe realizar para poder realizar un curso para sus trabajadores y que este sea subvencionado por la FUNDAE.web de fundae

 

En primer lugar, la empresa tiene que saber de qué crédito dispone para utilizar en formación de sus empleados, para lo que deberá realizar una consulta a la propia FUNDAE indicando una serie de datos (razón social, CIF, domicilio fiscal, representante legal…) y obteniendo de este modo el montante disponible. Esta consulta puede ser también realizada (es lo más habitual) por la empresa que organiza e imparte la formación.

 

A continuación, y una vez conocido el crédito de que la empresa dispone, ésta deberá adherirse a un CONVENIO DE AGRUPACIÓN DE EMPRESAS, en el que se encuentre la empresa organizadora, y en el que autoriza a esta última a gestionar su formación y a realizar los trámites con la fundación.

 

A partir de este momento, la empresa formadora se encargará, previo acuerdo con el cliente, de realizar todos los trámites de comunicación con la FUNDAE (datos del curso, lugar y fecha de impartición, horarios, datos de los alumnos, datos del formador, contenidos de la formación, objetivos…), y una vez hecho esto, de impartir efectivamente la formación, cumpliendo escrupulosamente con lo comunicado a la fundación, que realiza muy habitualmente inspecciones de comprobación de que la acción formativa se está impartiendo tal y como se ha comunicado y autorizado.

 

¿COMO OBTENGO LA BONIFICACIÓN?

 

Una vez realizado el curso, deberemos en primer lugar ABONAR EL IMPORTE DEL CURSO A LA EMPRESA FORMADORA, ya que la bonificación del importe correspondiente se hace sobre las cotizaciones a la Seguridad Social en las cuotas de los trabajadores (es decir, descontándolo de los TC2), descuento que deberemos hacer en el MES POSTERIOR A LA FINALIZACIÓN EL CURSO.

 

En este punto, es importante resaltar que en el año 2015 se produjo  una novedad en cuanto a los importes bonificables de la formación (art.10 del R.D.- ley 4/2015 de 22 de marzo), según el cual las empresas que deseen bonificar su formación deberán APORTAR CON SUS PROPIOS RECURSOS UN PORCENTAJE DE LA FORMACIÓN (aplicado sobre el coste total).  Este porcentaje es variable, pues depende en gran medida de factores como el tamaño de la empresa o las cotizaciones realizadas en ejercicios anteriores, y lógicamente puede también ser consultado a la FUNDAE antes de la realización de los cursos, de manera que las empresas beneficiarias conozcan de antemano el importe real de la subvención.

 

¿QUE CURSOS PUEDEN SER SUBVENCIONADOS?

 

Existe una gran variedad de cursos y modalidades de formación que son susceptibles de ser subvencionadas con las ayudas descritas. Por el tipo de curso:  con o sin certificación,  online o a distancia, presenciales, teóricos,  con prácticas…  Y también en cuanto al carácter y sector: existen cursos de carácter general y multisectorial, y también cursos de especialización, tanto en tipos de trabajo como en sector afectado. En cualquier caso, son siempre cursos enfocados a mejorar la capacidad productiva y de gestión de los alumnos, y dirigidos, por tanto, a mejorar sus competencias y por tanto la de sus empresas.reciclaje

 

¿QUE VENTAJAS OBTIENE MI EMPRESA?

 

Las ventajas que estas subvenciones otorgan a las empresas son múltiples: Por supuesto, la mejora de la cualificación de sus trabajadores, mejora que repercutirá sin duda en el incremento de la productividad y calidad de la propia compañía, pero además, ofrecer a los trabajadores la posibilidad de formarse crea sin duda un mejor clima laboral, demuestra a nuestros empleados que sociedad y empresa se preocupan por su formación y hace que la imagen de la organización mejore, tanto de cara al mercado externo (clientes) como al interno (trabajadores).

 

¿SE PUEDE ADAPTAR EL CURSO A MIS NECESIDADES CONCRETAS?  ¿SE PUEDE IMPARTIR EN MI EMPRESA?

carretilla bilateral

 

Por supuesto. El objetivo de esta formación es como ya hemos visto mejorar las competencias de empresa y trabajador, por lo que los cursos de los que se trate deben estar enfocados a esa mejora… Existen multitud de cursos que pueden ser subvencionados: desde cursos generalistas (informática, ofimática, idiomas, primeros auxilios…) a cursos específicos de cada puesto de trabajo (Soldadores, diseñadores gráficos, trabajadores en altura…), pasando por cursos de técnica y prevención de riesgos en manejo de maquinaria (Carretillas elevadoras, plataformas de trabajo, puentes-grúa)

 

Además, estos cursos pueden ser impartidos para uno o varios trabajadores, en los centros de formación de la empresa impartidora o en las instalaciones de la  propia empresa cliente, y tanto durante la jornada de trabajo como fuera de ella, lo que supone una flexibilidad importante que facilita el acceso a la formación.

 

EN RESUMEN…

 

Nuestro consejo es que la empresa se plantee, en primer lugar, y antes de pensar en nada más, QUE FORMACIÓN ES LA QUE NECESITAN SUS TRABAJADORES, y una vez establecida esta necesidad, comience la búsqueda de entidades formativas que puedan cubrirlas. Lo ideal sería que la entidad en cuestión se encargue, además, de la propia gestión de la bonificación, lo que nos ahorrará tiempo, recursos y engorrosos trámites administrativos.

 

Por último, y, para terminar, la recomendación evidente de buscar una empresa seria y con experiencia y calidad… Pero ojo, no solo experiencia en bonificar cursos, sino lo más importante, EXPERIENCIA Y CALIDAD EN LA IMPARTICIÓN DE CURSOS, con personal cualificado, instalaciones y medios técnicos adecuados y, si es posible, con certificación de calidad como empresa de formación.

 

Ponte en contacto con nosotros si quieres consultar cuál es tu credito para formación.

No Comments

Post a Comment

Comment
Name
Email
Website

})(jQuery)